Fatih, Fener y Balat

Fener

Los barrios de Fatih, Fener y Balat son, sin duda, las zonas más ricas en historia, las más interesantes y características de toda Estambul. Por estas razones han sido incluidas en la lista del patrimonio de la Unesco. Pero, a pesar de esto, solo son visitadas por el 1% de los turistas que llegan a Estambul. ¿Cómo es posible algo así?

Las razones son muchas, pero el mayor culpable es sin duda la “industria del turismo”, que simplifica todo aplicando una reducción estereotipada de la ciudad, con la finalidad de maximizar sus ganancias. Así la ciudad acaba siendo reemplazada por una imagen artificial y, desafortunadamente , es esta la ciudad que visitan casi la totalidad de los turistas.

Nosotros, por nuestra filosofía, nos oponemos a todo esto, y esperamos que la gente tenga la curiosidad y el deseo de descubrir las verdaderas bellezas de Estambul.

Hablamos de tres barrios realmente importantes para entender por completo la historia y la cultura de esta ciudad, zonas en las que, con el tiempo, se han mezclado poblaciones y religiones, generando una extraordinaria riqueza arquitectónica, monumentos religiosos, colores y delicias gastronómicas, que milagrosamente ha sobrevivido hasta nuestros días. Los 3 barrios se encuentran dentro de las murallas de la ciudad histórica, al oeste de Eminönü, y a la orilla del Cuerno de oro. Son zonas bastante difíciles de visitar cuando no se tiene al lado a alguien que las conozca, no porque sean peligrosas, si no porque es muy difícil encontrar los monumentos importantes y no perder la orientación en el laberinto de calles y edificios.

Fatih se puede considerar uno de los barrios más “conservadores” de Estambul: aquí la importancia de la religión es muy fuerte, y en su centro surge un monumento fundamental como es el complejo de la Mezquita de Fatih. Pasear por sus calles, en la zona del Mercado de Malta, es una experiencia que no deja indiferente. En Fatih hoy viven sobre todo inmigrantes de las regiones del este de Anatolia, osea, personas mucho más sensibles a las reglas religiosas, pero también mucho más vinculadas a sus tradiciones regionales: por esta razón el barrio está ahora considerado como el centro gastronómico de la ciudad. Éste es el lugar en el que descubrir los sabores más auténticos de la cocina turca: restaurantes de todos los tamaños, especializados en kebap, pide, sarma, köfte, todo delicioso y a precios muy bajos. Después de una comida o un snack, es posible alcanzar la muy bien escondida Mezquita de Zeyrek, que en el pasado fue el Monasterio bizantino del Cristo Pantocrator, el segundo edificio más grande de la época bizantina después de Aya Sofía. La zona de Zeyrek, con sus casas de madera de la época otomana, de 200 años de antigüedad, es una de las más pintorescas de toda la ciudad. Si desde Fatih nos dirigimos hacia Fener, encontramos el barrio de Çarşamba. Aquí surge una de las iglesias bizantinas más famosas de la ciudad, la iglesia de Theotokos Pammakaristos, conocida ahora como Fethiye Camii, siendo hoy día mitad mezquita y mitad museo.

Cuando finalmente llegamos al barrio de Fener, el histórico barrio griego, las calles empiezan a hacerse estrechas, escarpadas y laberínticas, y el riesgo de perderse se hace siempre mayor. Es aquí, entre estas centenarias calles de piedra, entre casas otomanas de colores – algunas increíblemente restauradas, otras en ruinas – que se respira verdaderamente la historia de Estambul. Devotos curas bizantinos, crueles cruzados, orgullosos pachás otomanos, mercantes armenios, comerciantes judíos, gitanas lectoras de manos, han habitado durante siglos, a menudo al mismo tiempo, estas zonas de la ciudad, generando esta riqueza cultural que aún hoy podemos apreciar. Paseando entre casas de colores y con las formas más extrañas, entre niños que juegan a la pelota en la calle, es posible alcanzar el Rum Lisesi, el Liceo Griego Ortodoxo, un increíble edificio en ladrillos rojos que domina el cerro de Fener. Trepando por una pintoresca escalera, se alcanza la cumbre del cerro, donde hace un tiempo se encontraban  las murallas de la antigua ciudad: aquí surge una iglesia desconocida, pero de fundamental importancia en la historia de la ciudad. Se trata de la magnífica Iglesia de Santa María de los Mongoles también conocida como la Iglesia Roja. Su historia es tan bella e interesante que merecería un libro, pero desgraciadamente no existe ninguna publicación y, además, la iglesia parece estar olvidada por todo el mundo.

Siempre dentro el barrio de Fener encontramos uno de los lugares más importantes de la religión cristiana: se trata del Patriarcato Ecumenico de Costantinopoli, el equivalente de San Pietro en Roma para los Cristianos Ortodoxos. El importancia histórica y simbólica de este lugar es enorme. Es una de las cinco sedes principales de la religión cristiana: según el orden jerárquico, el patriarcato de Costantinopoli es el segundo después de Roma, seguido de Alejandría, Antioquía y Jerusalén. Por tanto, la visita de la Catedral de San Giorgio debiera ser algo imprescindible para cualquier turista en Estambul, pero probablemente ni el 1% de ellos llega aquí, ignorando su existencia.

A la orilla del Cuerno de Oro, delimitando la frontera entre Fener y Balat, surge la Sveti Stefan Kilisesi (Iglesia Búlgara de San Esteban), famosa por estar construida completamente de hierro y por sus bellas decoraciones interiores.

Balat es el histórico barrio judío. Lo ha sido por largo tiempo, durante la época bizantina y otomana: esto demuestra la atmósfera de convivencia interreligiosa que siempre ha caracterizado a Estambul. Los judíos comenzaron a dejar el barrio solo después del fuerte terremoto de 1894, en parte mudándose al barrio de Galata, en parte emigrando hacia Israel. Después de 1960, los pocos judíos que quedaban en Balat se mudaron al barrio más acomodado de Şişli, resultando en una completa trasformación de la zona de Balat, que de ser una zona muy rica se ha transformado rápidamente en un barrio de inmigrantes de las clases sociales más pobres. El cambio en la composición social ha llevado a Balat a una situación de fuerte decadencia, que solo recientemente ha sido detenida gracias a un ambicioso proyecto de recalificación patrocinado por la Unesco. La sutil frontera entre esplendor y decadencia genera en Balat un contraste deslumbrante. El barrio, donde son visibles 3 sinagogas (una es la bellísima Sinagoga de Arhida, todavía activa, y visitable poniéndose de acuerdo con el rabino), es una verdadera joya. Encima del barrio hay un pequeño parque, donde se puede disfrutar de una magnifica visual panorámica del Cuerno de oro.

Siguiendo el camino, con el riesgo de perderse, se llega a la famosa Iglesia de San Salvador en Chora, conocida hoy como Kariye Müzesi. Sus esplendidos mosaicos y sus frescos no son nada inferiores a los de Aya Sofía, incluso se puede decir que son mucho más bellos y mejor preservados. Se trata, sin duda, de uno de los más importantes monumentos históricos de Estambul, un extraordinario ejemplo de la perfección estilística bizantina.

La visita de Fatih, Fener y Balat es una visita que necesita empeño, pero en cambio regala siempre emociones únicas, también a las personas que ya conocen las zonas, como es nuestro caso. Repetimos que visitar estas zonas solos no es fácil: muchas veces los nombres de las calles no aparecen en los mapas o están mal, y el riesgo de quedarse vagando perdiendo muchísimo tiempo es alto. Además, en estas zonas la cantidad de personas que sabe inglés es muy limitada o próxima a cero, y por tanto, resulta muy difícil poder pedir indicaciones. Y las primeras veces, ¡hasta nosotros que podíamos pedir indicaciones en turco nos acababámos perdiendo!

Si estás interesado en hacer una visita guiada de estos barrios con nuestra ayuda, por favor ponte en contacto con nosotros por mail, o deja un mensaje aquí abajo.

Empezamos hace 5 años a organizar visitas guiadas con grupos de italianos y puedes leer cientos de comentarios en NUESTRA VERSIÓN ITALIANA DEL BLOG y en tripadvisor. Ahora lo hacemos también en Español.

Vota si te ha gustado
[Total: 0 Average: 0]

Los Barrios Asiáticos

Los barrios asiaticos

Estambul es la única ciudad del mundo a caballo entre dos continentes. No cabe duda de que la presencia de “una zona asiática” a la otra orilla del Bósforo genera una carga simbólica muy fuerte en el imaginario colectivo de los turistas europeos.

A veces, esta característica puede generar en las personas dudas extrañas o esperanzas poco realistas. Estas dudas extrañas se podrían resumir en una pregunta que a menudo recibimos por mail, y a la que esperamos poder responder aquí de una vez por todas: no, no se necesita pasaporte para ir al lado asiático de Estambul…

Las expectativas poco realistas se pueden ver en las caras de esos grupos de turistas que se bajan de los ferrys en Üsküdar. Sus ojos y oídos que imaginaban estar a punto de saborear el Oriente, se encuentran con el caos del tráfico y la construcción del Túnel Marmaray. Algunos, tras pocos minutos, suben otra vez al ferry para regresar a Sultanahmet, tristes y decepcionados.

La realidad de Estambul es muy compleja, nunca nos cansaremos de decirlo. La ciudad es un conjunto de muchas ciudades, el panorama arquitectónico y el contexto social cambian rápida y radicalmente, en pocos metros y/o pocos meses. Basta moverse entre unas pocas calles, desde Taksim a Kasımpaşa, o de Sultanahmet a Kadırga para enfrentarse con realidades radicalmente diferentes. Por eso no es necesario cruzar el Bósforo para encontrar la parte más oriental, más religiosa, más pobre o más autentica de la ciudad. Estas categorías en Estambul no tienen sentido.

Tanto en la parte europea como en la asiática podemos encontrar barrios más conservadores (Fatih y Ümraniye) y barrios más modernos (Beyoğlu y Kadıköy), zonas más ricas en historia (Sultanahmet y Üsküdar) y zonas de shopping (Nişantaşı y Bağdat Caddesi), barrios de convivencia y mezcolanza religiosa (Fener/Balat y Kuzguncuk/Yeldeğirmeni) o lindos pueblitos a la orilla del Bósforo (Arnavutköy y Çengelköy). Por esto, nuestro consejo es dar una oportunidad al lado asiático sin prejuicios y de un modo más consciente.

Hace ya tiempo que venimos recibiendo mensajes de personas muy interesadas por esta parte de la ciudad, pero preocupadas porno saber si podrían visitar en pocas horas los lugares de mayor interés, que además, resultan difíciles de encontrar, ya que ningún mapa turístico señala la importancia de estas zonas (¡muchas veces ni siquiera están incluidas!).

Es por esto que, desde marzo de 2012, venimos realizando un itinerario que incluye los 3 barrios más representativos del lado asiático de Estambul: en 5-6 horas logramos una panorámica de la zona lo más exhaustiva posible, dando una idea de su complejidad histórica, social y paisajística. La experiencia lograda con el itinerario precedente, el de Fatih, Fener y Balat, ya activo en el 2010 y por el cual hemos recibido centenares de mensajes positivos y de agradecimiento, nos ha empujado a crear este nuevo tour, para poder ofrecer una imagen más completa y menos estereotipada de la maravillosa ciudad en la que vivimos.

Üsküdar es uno de los barrios más antiguos de la Estambul otomana, un barrio que siempre ha sido residencial, y aún hoy mantiene características similares.

Hay más de 180 mezquitas en el barrio, algunas anteriores a la conquista de Estambul, entre las más antiguas de la ciudad. Las más grandes son las de Mihrimah y Yeni Valide, pero las más interesantes son las más pequeñas, como Şemsi Paşa, Kaptan Paşa y Çinili Camii.

La historia de Üsküdar se remonta a un periodo muy anterior a la llegada de los Otomanos: como Bizancio, fue fundada en el VII siglo a. C. por colonos griegos. Durante las excavaciones para el túnel bajo el Bósforo, se encontraron muchísimos restos de la antigua Crisópolis.

Además de hacerlo por la importancia histórica y la belleza propia del barrio, es trascendental pasear hasta Salacak y llegar frente a la Kız Kulesi, una torre legendaria que destaca sobre una pequeña islita al principio del Bósforo, delineando, gracias al fondo de la península histórica, una de las más bellas siluetas de toda Estambul.

Cerca de Üsküdar se encuentra Kuzguncuk, un barrio habitado por judíos desde el 1500, y que durante las siguientes épocas ha hospedado también a muchos griegos y armenios. Kuzguncuk es, absolutamente, uno de nuestros barrios favoritos: se trata, en pocas palabras, de un pequeño valle largo y estrecho, cuyos lados descienden empinados al Bósforo. La serenidad creada por sus antiguas casas de madera entre tanto verde es especial.

Solo aquí podremos ver una mezquita junto a una iglesia armenia, y una sinagoga al lado de una iglesia ortodoxa. No sería una exageración considerar este barrio como el símbolo de la tolerancia y la armonía presentes un tiempo en la Estambul otomana. Kuzguncuk mantiene intacta la atmósfera de un pequeño pueblito de pescadores, un lugar especial que ha inspirado y continua a inspirando a muchísimos artistas, poetas, directores, arquitectos y soñadores.

Son muchos sus puntos de interés: la sinagoga de Beth Yakov, la Iglesia de Ayos Panteleimon y la de San Gregorio Armenio, sin olvidarnos del magnifico parque de Fethi Paşa, que ofrece espectaculares panorámicas del Bósforo.

El último barrio tocado por nuestro itinerario asiático es Kadıköy, la antigua y famosa Calcedonia, fundada 20 años antes que Bizanzio por colonos griegos originarios de Megara. Pero la antiquísima historia de Kadıköy se queda al margen de lo que es hoy: uno de los barrios más modernos y vitales de Estambul.

A finales del siglo XIX, gracias a la construcción de la estación de tren de Haydarpaşa, lo que hasta ese momento había sido solo un barrio residencial para nobles ricos, pasó a ser un barrio extremadamente heterogéneo a nivel étnico y social. Al principio del siglo XX, la población del barrio estaba compuesta por judíos, griegos, armenios, albaneses, búlgaros, persas, italianos, alemanes y franceses. Fue este el primer barrio de Estambul en construir “apartamentos” modernos de piedra y mármol.

Un paseo en el barrio de Yeldeğirmeni nos permite hacernos una idea de esa época no tan lejana, cuando ingenieros alemanes y artesanos italianos trabajaban juntos, como inmigrantes, en la Estambul cosmopolita de principios del siglo XX.

Kadıköy es un barrio moderno, muy grande y densamente poblado (más de medio millón de habitantes), con una gran variedad de atmósferas y estilos arquitectónicos. Un recorrido más articulado llevaría hasta Bağdat Caddesi, un bulevar de 14 km que corre a la orilla del Mar de Mármara, repleto de centros comerciales y tiendas de las marcas internacionales más importantes. 

Pero lo que aconsejamos a los viajeros es pasar unas horas en el centro de Kadıköy, porque el mercado central es uno de los más interesantes y pintorescos de la ciudad, un lugar idóneo para un pequeño tour gastronómico. Entre las muchísimas tiendas, resultan incontables las especialidades saladas y dulces que los vendedores dejan probar con una sonrisa en los labios. Es en este barrio se encuentran algunas de las pastelerías más antiguas y famosas.

Venir a Estambul y no visitar el lado asiático resulta experiencia muy incompleta, pero aún más triste es visitar el lado asiático con falsas expectativas. Esperamos que este artículo pueda ofrecer una imagen más clara y realista de una zona de la ciudad muy importante, pero muy poco considerada por las guías tradicionales.

Si estáis interesados en hacer una visita guiada por estos barrios con nosotros, por favor contadnos por mail, o dejad un mensaje debajo.

Empezamos a organizar visitas guiadas hace 5 años con grupos italianos y se pueden leer cientos de comentarios en Nuestra versión italiana del blog y en tripadvisor. Ahora también lo hacemos en Español.

Vota si te ha gustado
[Total: 0 Average: 0]

Conoce Estambul con tus novelas turcas favoritas

Erkenci Kus Estambul

A la hora de conocer Estambul, naturalmente, existe el turismo tradicional. Pero hay una nueva ola de turismo incipiente relacionada con las producciones televisivas locales. Y es que las telenovelas turcas están pegando en todo el mundo y lo hacen muy fuerte. ¿Qué tienen de especial estas telenovelas para causar este furor de talla mundial? Su formato es diferente al clásico y archiconocido de las telenovelas latinoamericanas ya que los episodios duran mucho más que los de sus primas sudamericanas. Los temas que tratan son los clásicos con una diferencia fundamental: el contraste entre la tradición y la modernidad, propio de la cultura turca.

Y hay un último hecho diferencial fundamental relativo a los espacios. Mientras que las telenovelas tradicionales pecan de un uso excesivo de decorados, las telenovelas turcas proponen escenarios reales como telón de fondo, haciendo de la propia Turquía un protagonista más dentro de la trama. Este último punto, que aporta realismo y profundidad en las historias, ejerce a su vez una potente atracción en los fans de estas producciones dada la belleza de los escenarios.

 

Son numerosos los países de habla hispana que han visto sus producciones locales desplazadas en la parrilla televisiva por las novelas turcas.

En Perú, ¿Qué culpa tiene Fatmagül? Ha sido líder de audiencia y ha servido para que muchas otras se cuelen con fuerza en la parrilla.

En Colombia gracias al terremoto televisivo causado por Cesur ve Güzel el idioma turco se ha puesto de moda.

En Chile, la apuesta del canal Mega por Las mil y una noches salvó a la cadena de la quiebra y consiguió posicionarse como líder en espectadores en horarios de prime time.

En México, la nación que tradicionalmente más y mejores producciones de este tipo ha desarrollado, el público muestra una mayor acogida a producciones como Kusey Güney o Elif que a las autóctonas.

En Argentina la cadena Telefe ofrece hasta 6 horas diarias de telenovelas turcas con picos de audiencia sin precedentes. Todo comenzó con Las mil y una noches, y tras su éxito, Elif, ¿Qué culpa tiene Fatmagül? O El Sultán han ocupado el corazón del público argentino.

En España los canales femeninos Nova y Divinity compiten entre ellos apostando por historias como las de Kara Sevda, Fatmagül, Sila, Stiletto Vendetta o Ezel.

¡Y la lista de exitosas telenovelas turcas suma y sigue sin parar entre los hispanohablantes!

Estambul, como antigua capital y ciudad emblemática patrimonio de la humanidad, también tiene su espacio en estas producciones. ¡Si eres fan de este tipo de producciones, no dejes de leer y toma nota de los que serán lugares de visita obligada cuando viajes a Estambul!

Kara Sevda (Amor Eterno)

Esta es ahora mismo la telenovela turca de más éxito, siendo trending topic en Twitter cada vez que se emite un episodio y cuyo telón de fondo es Estambul. Esta cuenta la historia de Kemal (Burak Özçivit), un joven estudiante de clase media enamorado de la joven Nihan (Neslihan Atagül), hija de una familia adinerada. Juntos superan los obstáculos fruto de la diferencia de clases hasta que Kemal ha de mudarse a trabajar a Zonguldak. Es entonces cuando la familia de Nihan obliga a la joven a casarse con Emir (Kaan Urgancioglu), quien ha estado enamorado de la joven desde la niñez pero que no es correspondido.

La familia de Nihan vive en el precioso barrio costero de Yeniköy, visita obligada seas o no fan de la serie. El barrio se encuentra en la orilla europea del estrecho del Bósforo, entre los barrios de Istinye y Tarabya. ¡No es difícil imaginarse dentro de la propia serie dando un paseo por este lujoso barrio!

La familia de Emir, por su parte, vive en el barrio de Üsküdar, situado en el lado asiático del Bósforo. La particularidad de este barrio reside en que está situado en un valle que se abre al Bósforo, aislado de la parte principal de la ciudad. Es un bonito lugar, rodeado de reservas naturales y cementerios, el cuál no deberías dejar de ver.

Como nota curiosa, sabed que los protagonistas de esta preciosa historia son pareja en la vida real ¡Y están a punto de ser padres!

Fatmagül’ün Suçu Ne? (¿Qué culpa tiene Fatmagül, Fatmagül)

La terrible historia de Fatmagül (Beren Saat) nos cautivó por el valor y arrojo de la joven al enfrentarse a los prejuicios de la sociedad. Estando comprometida con un pescador llamado Mustafá (Fırat Çelik), sufre una violación en grupo a manos de Selim, Vural y Erdoğan, tres jóvenes ricachones que están de vacaciones en el pueblecito de Esmirna, y a la que asiste como testigo un cuarto, Kerim (Engin Akyürek).

Cuando esto se sabe, Mustafá la rechaza y maltrata, debido a la situación social y la vergüenza provocada, y ella se ve obligada a casarse con Kerim, con quien se muda a Estambul. Aunque al comienzo Fatmagül desprecia al joven, él le confiesa que no participó en la violación y poco a poco se va ganando su corazón, hasta que un día para demostrarle su amor decide entregarse a la justicia y acusar a los verdaderos culpables.

El distrito de Beykoz acoge el canal de Göksu, la zona a la que Fatmagül y Kerim se mudan en Estambul. Se trata de un lugar paradisíaco lleno de historia, elegido por la alta sociedad otomana durante el siglo XIX como lugar de recreo. Cuenta con varios locales gastronómicos que no debes dejar de disfrutar.

Erkenci kuş (Pájaro Soñador)

¡Esta es la novela que actualmente nos tiene en vilo! Y no es para menos. La apasionante historia de Sanem Aydin (Demet Özdemir) y los dos guapos hermanos, Can Divit (Can Yaman) y Emre Divit (Birand Tunca), propietarios de la revista en la que trabaja la joven es de lo más romántica. ¡Anhelamos saber cómo termina y a la vez, no queremos que termine nunca!

Y no solo hay historia dentro de la pantalla ya que los rumores de la posible relación entre el guapísimo Can Yaman y la bella Demet Özdemir nos traen de cabeza. Mientras que ellos niegan rotundamente todo esto, su actitud parece decir todo lo contrario. Mientras no se confirme nada, las fans mantendremos la esperanza… je je je

Hasta que no se confirme nada, aún podremos pasear por las coloridas calles del distrito de Tuzla, en la zona oriental de Estambul y cenar en sus populares restaurantes de pescado esperando que Can Yaman aparezca en uno de ellos y quizá, quizá… ¡Dejemos volar la imaginación!

Muhteşem Yüzyıl (Suleimán, el Gran Sultán; El Sultán)

Esta bonita novela de época cuenta la historia del ascenso al poder de Solimán el Magnífico (Halit Ergenç), el sultán más influyente de la historia del Imperio Turco y su relación con su favorita, Hürrem(Meryem Uzerli), una de las sultanas más importantes de la historia. Durante la última temporada el papel de Hürrem fue interpretado por Vahide Perçin.

Como curiosidad decir que este fue el proyecto más caro de la televisión turca, lo cuál hace que luzca tan realista y bonita en pantalla.

La gran mayoría de la serie tiene como escenario de fondo el Palacio de Topkapı que fue el centro administrativo del Imperio Turco desde 1465 hasta 1853 y se sitúa entre el Cuerno de Oro y el mar de Mármara, ofreciendo unas vistas privilegiadas del Bósforo. Naturalmente este palacio se puede visitar por lo que podrás experimentar una inmersión sin igual en tu novela favorita.

Paramparça (Vidas Cruzadas, Piezas Rotas, Lazos de Sangre)

En esta dramática historia el destino hace que las jóvenes de distinta clase social, Gülseren (Nurgül Yesilçay) una guapa pero pobre chica que vive en un barrio humilde de Estambul y Dilara (Ebru Özkan), de familia rica, den a luz en el mismo hospital. El parecido de sus apellidos provoca la confusión que lleva a una enfermera a intercambiar sus bebés. Cuando años después la verdad sale a la luz, los problemas surgen entre las familias debido a la diferencia de clases. Mientras que Gülseren vive con su hija Hazal (Alina Boz), está separada y sobrevive a duras penas, Dilara es una millonaria infeliz que vive con su hija Cansu (Leyla Tanlar) y su marido Cihan (Erkan Petekkaya). Y como ya sabéis, entre todo este compendio de extrañas circunstancias, Cihan y Gülseren comienzan a conocerse mejor…

Esta trágica y bella historia tiene como telón de fondo la perla del Bósforo. La preciosa mansión de la popular serie no es otra que la yali Edip Efendi, una joya arquitectónica situada en el barrio de Kandilli, en el lado asiático del Bósforo y que disfruta de una vista privilegiada del estrecho. Esta preciosa mansión cuenta con una larga historia ¡habiendo alojado incluso un harén!

Y dado que el eje de esta novela se centra en la ciudad de Estambul, podrás reconocer muchos de los escenarios de tu serie favorita mientras das un paseo por la bonita playa de Tarabya o descubres los maravillosos rincones de Bebek ¡desde donde podrás disfrutar de las mejores vistas del Bósforo y Estambul!

Binbir Gece (Las mil y una noches)

La preciosa adaptación moderna del clásico de la literatura nos cuenta la historia de Onur (Halit Ergenç), un desconfiado millonario que paga a su guapísima empleada Sherezade (Bergüzar Korel) a cambio de tener relaciones sexuales con él. Lo que él no sabe es que ella lo hace para conseguir el dinero que necesita para poder operar a su hijo Kaan (Efe Çinar), diagnosticado con leucemia. Cuando Onur descubre la verdadera historia de Sherezade, trata de conquistarla y se convierte en su protector, cayendo perdidamente enamorado.

Y la preciosa casa en la que conviven Onur y Sherezade no es otra que el yali de Ahmet Afif Pasha, una magnífica mansión situada en el barrio de Yeniköi, en la parte europea del Bósforo.

Ask-i Memnu (Amor Prohibido)

¿Quién no ha sufrido viendo a la pobre Bihter (Beren Saat) debatirse entre el odio a su madre Fatma (Nebahat Çehre), el amor prohibido que siente por el joven y guapo Behlül (Kivanç Tatlitug) y la lealtad que siente que debe a su millonario marido Adnan (Selçuk Yöntem)?

Esta novela ha batido récords de audiencia en Latinoamérica y en la propia Turquía, ¡llegando el parlamento turco ha paralizar sus funciones para no perderse el final! ¿Quién querría perdérselo?

La mansión en la que se desarrolla principalmente la trama se encuentra en el distrito de Sariyer, en la parte europea de Turquía.

Kuzey Güney (Dos hermanos y un mismo amor)

La adaptación turca de Hombre Rico Hombre Pobre nos cuenta la historia de Kuzey y Güney, dos hermanos completamente distintos, cuyo único punto en común es el amor que ambos sienten por la guapa Cemre (Öykü Karayel). Tras un terrible accidente de tráfico en el que muere un hombre, Kuzey se inculpa para salvar a Güney de la cárcel, sabiendo además que él ya tiene una relación con Cemre. Y cuando sale de la cárcel, cuatro años después, trata de recuperar su vida… afrontando todas las dificultades que los fans ya conocéis.

Este drama fue íntegramente rodado en el barrio de Üsküdar, situado en la parte asiática de Estambul, ¡justo a la sombra del puente del Bósforo! Sin salir de este barrio residencial podrás conocer las panaderías de la familia, la casa familiar, la casa de Cemre o el Bar de Ali. ¡El barrio de Üsküdar es visita obligada para todos los fans de esta serie!

Cesur ve Güzel (Valiente y Hermosa, Venganza y Amor)

Sin duda Cesur (Kivanç Tatlitug) ha puesto nuestros corazones a prueba debatiéndose entre su amor por Sühan (Tuba Büyüküstün) y su ansia de venganza. Tras salvar a la joven de su malvada y envidiosa cuñada Cahide (Sezin Akbasogullari), Cesur logra acceder a la familia Korludag, aunque lo que debería ser un éxito en su camino de venganza, se torna indecisión dados los sentimientos que florecen por culpa de la preciosa Sühan.

Si bien la serie no ha sido rodada en Estambul, la propiedad de la familia Korludag se encuentra en Polonezkoy, un municipio de la provincia de Estambul, situado a unos 40 minutos en coche. ¡Un viaje que merece la pena solo por ver los bonitos campos de la granja familiar!

Ezel (Eternidad)

Esta fue una de las primeras novelas turcas en triunfar a nivel internacional. Cuenta la historia de Ömer Uçar (Kenan İmirzalıoğlu) quien al volver del servicio militar es traicionado por su prometida Eyşan (Cnasu Dere) y sus amigos, Ali (Barış Falay) y Cengiz (Yiğit Özşener). Ömer acaba en la cárcel acusado de robo y asesinato y finge su muerte para escapar y regresar transformado en Ezel, un jugador de póker dispuesto a cobrar venganza. Se trata de una adaptación de El Conde de Montecristo, de Dumas, que a su vez ha sido readaptada en numerosos países, dando cuenta de su éxito.

Si quieres visitar la casa de Ezel, esta se encuentra en el barrio de Tarlabaşı, desde el que podrás disfrutar de unas preciosas vistas de la Ciudad Antigua y el Cuerno Dorado.

Medcezir (Marea)

La historia del valiente y luchador Yaman (Çagatay Ulusoy), encarcelado por un crimen que su hermano cometió y acogido por el bondadoso abogado Selim Serez, transcurre en el distrito de Tuzla, situado en la parte anatolia de la ciudad y en la Universidad de Estambul Kemerburgaz.

¡Ah! Para quienes aún no lo sepáis, esta historia es una adaptación de la popular serie norteamericana The OC.

The Protector (Hakan el Protector, El Protector de Estambul)

Si bien no se trata de una telenovela, goza de un gran éxito gracias a su difusión a través de la plataforma Netflix. Cuenta la historia de Hakan (Çağatay Ulusoy), un joven que verá como su vida cambia radicalmente tras descubrir que tiene la misión de proteger Estambul de las fuerzas de la oscuridad.

Es una serie de acción y fantasía de lo más trepidante y que se rueda íntegramente en Estambul, por lo que no te costará reconocer los distintos escenarios de la serie cuando des un paseo por la ciudad.

Y muchas más…

Las telenovelas turcas son muy numerosas y Estambul es el escenario ideal para rodar muchas de ellas por sus bonitos paisajes urbanos y naturales y su historia milenaria. Paseando por esta ciudad podrás encontrar también las localizaciones de Stiletto Vendeta, Resurrección Ertugrul, Fi, Elif… ¡la lista es infinita! Y todos los que han visto las series y han visitado Estambul coinciden en algo: el uso de la propia ciudad como marco ambiental hace de la visita una experiencia completamente diferente. ¡Es como estar en la propia serie!

No dudes en contactarnos si deseas más información acerca de Estambul o, incluso, si quieres programar una visita para conocer los lugares donde se rodaron tus series favoritas.

¿Dónde puedo ver las telenovelas turcas?

En todos los países de habla hispana hay al menos un canal de televisión que ofrece telenovelas turcas, cuando no son muchos más. Ahora bien, una apuesta segura para disfrutar de una buena cantidad de novelas turcas es Netflix. Dependiendo del país en el que te encuentres, Netflix ofrece de 15 hasta 20 novelas turcas que podrás disfrutar tan de seguido como quieras, sin tener que esperar al día siguiente para ver el próximo episodio. Aparte de participar en la producción de The Protector, Netflix ha incorporado a su parrilla series como Las mil y una noches, El Sultán, Ezel, Love Bird, Intersection, Kurt Seyit & Sura…

Visitar Estambul

Como se mencionó, Estambul es a menudo la protagonista de muchas series turcas. Es una ciudad hermosa y emblemática, patrimonio de la humanidad, rica en historia pero a la vez muy moderna. Si eres fanático de las series turcas, probablemente habrás soñado con un viaje aquí para revivir la atmósfera de las historias que te hicieron soñar. Y esto no podría ser mas fácil.

Cada año esta ciudad recibe 20 millones de turistas y organizar un viaje de forma independiente es muy fácil. Simplemente compre un boleto de avión, reserve una habitación de hotel, y ya está hecho. Una vez que arrive a Estambul, nosotros somos el punto de referencia para los italianos que han visitado Estambul a lo largo de 10 años y ahora también queremos serlo para los turistas que llegan desde cualquier parte de España y Latinoamerica.

Organizamos visitas guiadas en todas las áreas de la ciudad, desde los barrios más céntricos hasta los más alternativos, y podemos definir itinerarios especiales y personalizados incluyendo las ubicaciones de sus series favoritas.

Escríbanos para cualquier tipo de información.

Vota si te ha gustado
[Total: 0 Average: 0]

El meteo y los pronosticos del tiempo en Estambul

rp_neve-a-istanbul1.jpg

Entre las preguntas que recibimos con mayor frecuencia, hay las que tienen que ver con el clima en Estambul. Con el acercarse de la fecha del viaje, las personas empiezan a tener dudas del tipo: “Va a hacer calor o frio?” “Como tengo que vestirme?” “Me bastara una chaqueta lijera o necesito un abrigo?”

Efectivamente sus busqueas en internet para encontrar el sitio web de meteo mas confiable son perfectamente justificadas, porqué durante las vacaciones no es nada divertido encontrarse impreparados a las condiciones atmosferica.

Empezamos diciendo que Estambul se encuentra mas a sur de Barcelona, y por tanto pudieramos esperar un clima calientito como el de las ciudades del sur de España. De hecho esto es valido solo parcialmente. Estambul está expuesta sin protecciones a las corrientes que llegan desde el norte, por tanto pudieramos calificar su clima por mitád mediterraneo y por mitád continental.

El invierno normalmente no es muy frio, las temperaturas dificilmente bajan abajo del cero, pero la sensacion de frio puede resultar amplificada a causa del viento. La nieve no es rara, nieva casi cada año, pero generalmente no mucho y casi nunca por mas de 3 días. Durante cada invierno hay dos o tres periodos de frio, que llegan directamente de la Rusia, y por el resto la situacion es la de un invierno normal, con días de lluvia alternados a días cubiertos y días muy bellos de sol. Los meses mas frios son enero y febrero.

La primavera es sin duda la temporada mejor para visitar Estambul: las temperaturas agradables junto a la explosion de colores de las tantas variedades de flores (sobre todo de tulipanes) hacen abril y mayo los meses perfectos para aprovechar de la ciudad. Marzo puede todavía tener días de frio casi invernal, mientras junio es un mes maravilloso, porqué los días largos, el calor no es excesivo, y se puede juntar una estancia de 3-4 días en Estambul con un viaje al sur de Turquía (desde Bodrum a Fethiye hasta Antalya) porque allí la temporada de baños comenza muy pronto.

El verano es caliente y a menudo muy humedo, pero la fuerte humedád diurna es compensada por la brisa en la noche. En julio y agosto las temperaduras superan facilmente los 30 grados, y los días de lluvia en este periodo son casi absentes. La presencia de turistas es muy alta sobre todo en agosto, por tanto si se puede escoger entre los dos meses de verano, julio es seguramente preferible.

Septiembre es tan bello como junio, el clima se queda tibio y soleado hasta el final del mes, como si fuera todavía verano, pero mas ventilado y menos lleno de gente. El otoño aparece oficialmente en octubre, con las primeras lluvias verdaderas, y dura hasta diciembre. Estambul no es una ciudad particolarmente lluviosa, y por lo tanto también el otoño se revela una temporada favorable para visitar la ciudad, considerando que en esos meses ocurren la mayoria de los festivales culturales (como por ejemplo la Bienal).

Una caracteristica importante del clima de Estambul es la presencia del viento, muy agradable en verano y muy agresivo en invierno. Los nombres de los vientos que llegan a la ciudad desde diferentes direcciones sono como mínimo ocho, y los mas famosos son el Poyraz (viento desde nordeste que en verano reduce el calor y quita la humedad) y el Lodos (viento caliente desde sur-oeste que generalmente trae tormenta).

La presencia del Mar Negro a norte y del Mar de Marmara a sur determina un clima muy variable: las corrientes de aire cambian dirección rapidamente, y por esta razón las previsiones del tiempo no suelen ser muy confiables. Como sucede con frecuencia que resulten equivocadas las previsiones para el día siguiente, nuestro consejo es de no confiar en los sitios de meteo internacionales que ofrecen previsiones para los siguientes 7 días en Estambul: si quieren planear sus vacaciones y visitas sobre esas previsiones, seria mejor tratar la suerte con los dados. Además el simbolo “lluvia” muchas veces no significa que va a llover todo el día: considerando la variabilidád y las dimensiones de la ciudad, puede ser que llueva en la mañana y haya sol en la tarde, o que al mismo tiempo llueva muchisimo en Göztepe y haya sol en Beşiktaş.

Nuestro consejo es de no dar demasiada importancia a los sitios meteo internacionales como weather.com, wunderground.com, accuweather.com y freemeteo.com, son generados de manera automática a gran escala, por lo que el nivel de detalle que ofrecen no pueden considerarse exacto.

El sitio web mas preciso para las previsiones en Estambul es el del servicio meteorologico nacional: en su version en ingles, se encuentran las previsiones para los 5 días siguientes en todas las ciudades principales, mientras si quieren echar un ojo a la version en turco, el servicio es todavía mas preciso con previsiones calibradas por orario y hasta por barrios.

[RICH_REVIEWS_FORM]
[RICH_REVIEWS_SNIPPET]

Vota si te ha gustado
[Total: 0 Average: 0]

Crucero por el Bosforo

Una de las atracciones mas famosas de Estambul es sin duda el crucero por el Bosforo. Pero sería injusto considerar este tour como algo unicamente turistico.

El Bosforo es una atraccion siempre y para todos, también para los habitantes de Estambul. Aun viviendo aquí, es difícil acostrumbrarse a este espectáculo tan maravilloso. Una famosa expresion turca dice: “la vida no puede ser tan mala si todavía puedo caminar a la orilla del Bosforo”.
A veces nosotros, cuando los días son bellos y un poco mas largos, amamos trascurrir algunas horas llenando los hojos con la belleza de los palacios y de los yalı que se espejan en el azul intenso del estrecho, respirando a todos pulmones el profumo del mar, en compañía de delfines y gaviotas.
Como habrán entendido, una travesìa en barco desde Estanbul al Mar Negro, es una experiencia que aconsejamos fuertemente. Queremos pero ofrecer algunos consejos.

Evíten los cruceros privados organizados por varias agencias turisticas locales en la zona de Sultanahmet, son muy caros y no ofrecen nada mas en comparacion con las vueltas organizadas por las compañias mas grandes y conocidas.

Habiendo dicho esto, pasamos ahora a las varias opciones disponibles, que resumimos por comodidad en 3 categorias:

1) Tour corto del Bosforo (duracion de1.5/2 horas)

Se trata sin duda de la opcion mejor para quien llega e Estambul por la primera vez y tiene solo 3-4 días. Es un crucero de máximo 2 horas que no hace paradas (excepto unos rapidos puertos para dejar subir otros turistas), que durante la ída avanza por el lado europeo del Bosforo y durante el regreso por el lado asiatico, llegando hasta el segundo puente. Son muchas las compañias que efectuan esta modalidad de vuelta:

– Şehir Hatları, la compañía de la municipalidád de Estambul, desde el 1 Avril 2013 efectua la Short Bosphorus Cruise con salida cada día desde Eminönü a las 14.30, con parada a Ortaköy a las 14.50, y regreso a Eminönü a las 16.30. Durante el invierno la vuelta se efectua solo en los fines de semana. Cuesta 10 liras. Hay también la posibilidad de rentar una audioguia al precio de 7,5 liras.

Turyol, compañía muy famosa y convencionada con la municipalidad. Efectua vueltas cortas del Bosforo con salida cada día de Eminönü cada hora desde las 10 a las 19, con parada en Üsküdar. En invierno la última salida es a las 17. Cuesta 12 liras. Es una opcion muy buena sobre todo en verano, porqué permite de hacer un tour muy relajante en la tarde, si están cansados después de haber pasado todo el día visitando la ciudad.

Dentur Avrasya, otra compañía de ferry muy famosa. Efectua vueltas cortas del Bosforo con salida todos los días desde Kabataş a las horas 10.30 – 12.45 – 14.45 – 16.45, con parada en Beşiktaş. En invierno puede haber menos salidad (aseguradas solo a las 10.30 y a las 14.45). Cuesta 12,5 liras.

Ortur/Kumsal, pequeña compañía privada que efectua vueltas cortas del Bosforo todos los días desde Ortaköy cada hora entre 14.20 y 19.20. La vuelta dura poco mas de una hora y és indicada para quien tien poco tiempo o antés quiere visitar el agradable y caracteristico barrio de Ortaköy. En invierno la salidas son reducida (garantizadas solo hasta las 17.20, pero en acuerdo también con las condiciones atmosfericas).

2) Tour largos del Bosforo (6 horas)

Esta es una opcion mas desafiante, que aconsejamos solo a quien tiene muchos días disponibles, o viene a Estambul ya por la segunda o tercera vez. Esta modalidad de vuelta llega casi hasta el Mar Negro, parando en Anadolu Kavağı (lado asiatico) después de una hora y media de navigacion. Aquí se para por casi 3 horas y después regresa en dirección contraria. La duracion total es de 6 horas y esto significa estar ocupados por buena parte del día. Además en Anadolu Kavağı, excepto algunos restaurantitos donde comer pescado, no hay mucho que hacer, solo se puede subir a la fortaleza y aprovechar de un panorama muy bello. De todos modos las compañias que efectuan este tipo de vuela son dos:

– Şehir Hatları  efectua el Full Bosphorus Tour con dos salidad todos los días desde Eminönü a las 10.35 y a las 13.35. El barco hace 5 paradas intermedias y después de una hora y media llega a Anadolu Kavağı, se para por 3 horas y después parte otra vez para regresar a Eminönü. Se puede escoger si hacer solo el boleto de ída (15 liras) o ída y regreso (25 liras) y también es posible bajar en las paradas intermedias. En invierno es asegurada solo la salida de las 10.35.

– Dentur Avrasya efectua la vuelta larga del Bosforo con salidas todos los días desde Kabataş a las 11.15, y regreso desde Anadolu Kavağı a las 16. Precio: 25 liras.

3) Crucero nocturno del Bosforo

Desde el 2010 Şehir Hatları efectua también una vuelta nocturna del Bosforo (Mehtap Gezisi). El tour se efectua solo los sabados en verano y cuesta 20 liras, con salida desde Eminönü a las 18.25 y llegada a las 20 a Anadolu Kavağı, después de cuatro paradas intermedias. El barco comenza su regreso a las 22.30 llegando en fin a Eminönü alrededor de medianoche. Fuertemente aconsejado, sobre todo en las noches de luna llena. Generalmente se efectua desde la primera semana de junio hasta la mitad de septiembre.

Vota si te ha gustado
[Total: 0 Average: 0]

Hamam: el baño turco

Hamam

Como siempre, antes de tratar concretamente el asunto y analizar la calidad de la oferta de los hamams en Estambul, daremos un paso atrás, tratando de explicar brevemente lo que representa esta tradición.

Uno de los principios, a veces casi un obsesión, de la religión islámica es la limpieza. Por esto, el fiel antes de entrar en la mezquita para rezar, se lava con atención para purificarse. En este contexto se tienen que interpretar las costumbres que prohíben entrar en casa con los zapatos o que no aprecian la presencia de animales en casa.

La tradición de construir baños públicos en las ciudades se remonta a la antigua Roma y a sus Termas, que aunaban avanzados conocimientos de ingeniería con una sofisticada sensibilidad hacia el confort. Los otomanos han preservado esta tradición combinándola con sus propias características culturales, y fue así que nacieron los “baños turcos”. Los hamam históricos tienen todos la misma estructura: con la cúpula central y las plataformas de mármol en el suelo, utilizadas para tumbarse y practicar masajes.

Ya en el Medievo, en Europa la tradición de las termas estaba en fuerte decadencia, mientras que en el imperio otomano, por las razones explicadas arriba, la tradición estaba muy viva. Y así ha sido hasta hace poco, ya que hasta los años 50-60 no todas las casas tenían servicio de agua y, por tanto, el hamam era básicamente un lugar usado por la gente de todas las clases sociales para asearse. Pero no era su única función. El hamam tenía también importantes funciones sociales: era un lugar de encuentro, y en el pasado era normal acceder con comida al interior y también organizar ceremonias de pre-matrimonio, con las mujeres que se dibujaban ornamentos en las manos a base de henna, cantando canciones típicas.

Al día de hoy las costumbres higiénicas dentro de las casa han cambiado mucho, todos tienen agua corriente en sus casas y, por lo tanto, era inevitable que la tradición de los hamam desapareciera poco a poco. De hecho, en Estambul existen todavía mas o menos 60 hamam en activo, pero se dividen en dos categorías: los cuatro o cinco hamam “historicos” que, desafortunadamente, se han vuelto verdaderas trampas por turistas, en los que un turco nunca se atrevería a entrar; y todos los pequeños hamam de barrio, casi siempre vacíos y, a menudo, en condiciones higiénicas precarias. Seguramente estos pequeños hamam están condenados a cerrar pronto, a no ser que sean capaces de reinventarse y dirigirse a la dirección deseada por el mercado. Hoy un turco que quiere recibir un buen tratamiento acude a un Spa ya que las cadenas de grandes hoteles ofrecen servicios de nivel excelente (sin duda mejores que los servicios ofrecidos por los hamam historicos) a precios convenientes.

¿Qué decir entonces a los turistas (¡casi todos!) que quieran tener una experiencia de hamam en Estambul? Decimos que, de todos modos, sigue siendo una experiencia fascinante, sobre todo gracias a las esplendidas arquitecturas interiores, pero hay que ser conscientes de que muy probablemente vais a salir de allí con una sensación de desilusión. ¿Qué se puede esperar de un lugar únicamente frecuentado por turistas? Claramente poco o nada…

Que quede claro que no estamos aconsejando de renunciar a esta experiencia, tan solo ofrecemos toda la información para que podáis valorar con la máxima objetividad posible.

Si decidís probarlos, sabed  que generalmente vais a pagar un precio alto (entre 30 y 50 euros en acuerdo con el tipo de tratamiento), que a menudo vais a estar obligados a comprar también guantes y jabones, que si llegáis cerca del horario de cierre seréis tratados de manera poco correcta y a veces descortés, y que la propina es absolutamente necesaria.

Después de haber dicho esto, pasamos ahora a describir las diferentes fases y zonas de un baño turco.

En el hamam, de acuerdo con la tradición, hombres y mujeres han de estar separados, y por tanto existen generalmente dos secciones, pero en algunos casos raros (por ejemplo en el Süleymaniye) son mixtos. Cada hamam está dividido en tres zonas. La primera se llama camekan y, de hecho, es un vestíbulo donde es posible quedarse sentado, relajarse y tomar una taza de té; en esta zona las personas se desvisten y reciben el peştemal, una tela para para cubrir las partes intimas. Después se entra en el soğukluk, un cuarto de transición que permite acostumbrarse al calor antes de entrar en el hararet, el verdadero centro del hamam, el cuarto caliente y lleno de vapor donde relajarse y sudar antes de bañarse.

En el centro del hararet se encuentra un gran bloque de mármol (una especie de plataforma) llamado göbektaşı: aquí, tumbados boca abajo, se pueden recibir los dos tratamientos principales. La kese es la limpieza tradicional de la piel, que se realiza frotando fuertemente con un guante de crin para eliminar todas las células muertas de la piel, pasando después a enjuagarse con agua caliente. Después se efectúa un masaje, normalmente muy fuerte, que dura unos 5-10 minutos, pasando al fin al ultimo baño con agua caliente y jabón. El masaje claramente es opcional y es cosa vuestra decidir si queréis disfrutarlo, barajando los precios. Siempre podéis lavaros vosotros mismos, o hacerlo con los amigos o parientes. Normalmente las personas permanecen en el hararet durante una hora-una hora y media.

Ahora vamos a recopilar los hamam de diferentes tipologías, con direcciones, precios, horarios y comentarios para cada uno de ellos.

Los 5 primeros son los más bellos y fascinantes arquitectónicamente hablando, se pueden definir como hamams turísticos; son seguros en términos de higiene, pero los precios son bastante altos y en algunos casos el tratamiento puede ser decepcionante. Los otros 3 son las opciones más atractivas para aquellos que busquen el verdadero espíritu de los viejos hamams.

Nuestra filosofía da la máxima prioridad a la objetividad, por eso tratamos de darte información sin prejuicios, para que puedas hacer una selección por ti mismo. Esperamos que estas breves reseñas te sirvan de ayuda.

Cağaloğlu Hamamı
Dirección: Ismail Gürkan Caddesi n° 34
Horarios: Todos los días, de 8:00 a 20:00 para las mujeres, de 8:00 a 22:00 para los hombres.

Es probablemente el hamam más famoso de Estambul. Construido en 1742, con una esplendida y fascinante arquitectura, incluido por el New York Times en la lista de los 1000 lugares que se tienen que visitar en el mundo. Desafortunadamente, por esta razón, es asaltado por turistas de todas partes del mundo, y esto influye negativamente en la calidad del servicio, ya que los propietarios se aprovechan de la situación.

Çemberlitaş Hamamı
Dirección: Vezirhan Sokak n° 34
Horarios: Todos los días de 6:00 a medianoche.

El segundo hamam más famoso, construido en 1584. Se trata también de una obra arquitectónica de impresionante belleza y calidad. Aquí en el boleto está todo incluido y el precio resulta más conveniente que el de Cağaloğlu. También el servicio es de mejor calidad y menos “descortés”. Aunque todavía hay que mencionar aspectos negativos como la masa de turistas y la insistencia para recibir una propina.

Galatasaray Hamamı
Dirección: Turnacıbaşı Sokak n° 24
Horarios: Todos los días de 8:00 a 19:00 para las mujeres, de 7:00 a 22:00 para los hombres.

Ubicado en la zona de Beyoglu, construido en 1715, también este hamam es uno de los mas turísticos y famosos. Es muy caro y los servicios que ofrecen no merecen el precio a pagar.

Süleymaniye Hamamı
Dirección: Mimar Sinan Sokak n° 20
Horarios: Todos los días, de 8:00 a medianoche.

Es parte del magnifico complejo de la Mezquita de Süleymaniye, construido en 1557, pero restaurado recientemente. Entre los hamam “turísticos” , es sin duda el mejor, considerando la relación calidad/precio. Permite la entrada a solo 32 personas a la vez. Y esto es algo muy positivo porque la tranquilidad es un aspecto fundamental para poder aprovechar por completo esta experiencia. Por esta razón es necesario reservar con mucho anticipo (y de hecho es bastante difícil reservar plaza ya que tienen muchas convenciones con los hoteles). El precio es de 35 euros por el tratamiento completo, el personal es muy amable y, sobre todo, no piden con insistencia la propina. Contrariamente a la tradición, es un hamam mixto, y por lo tanto permite el acceso a mujeres y hombres juntos. Esto para un “purista” podría ser un aspecto negativo, pero para los turistas (a menudo parejas o familias) se transforma claramente en un aspecto positivo. No se permite el ingreso a personas solteras o a parejas/grupos del mismo sexo, para no romper el equilibrio.

Aya Sofia Hürrem Sultan Hamamı
Dirección: Bab-ı Hümayun Caddesi n° 1
Horarios: Todos los días, de 7:00 a 23:00.

En 2011 se completó una detallada y respetuosa restauración del histórico Hürrem Sultan Hamamı, ubicado exactamente a lado del Hipódromo de Sultanahmet, entre la Mezquita Azul y Santa Sofía. El hamam fue construido en 1556 por el gran Mimar Sinan, sobre los restos de lo que en época romana fueron las Termas de Zeusippo. Originalmente dedicado a Hürrem Sultan (la legendaria Roxelana), una esclava ucraniana que se volvió la favorita del sultán Solimán el Magnífico, adquiriendo muchísimo poder. Aquí encontraréis mucho lujo y masajes de verdadero nivel profesional: a la entrada os darán su set personal de toallas de seda, jabones y aceites esenciales, todos hechos en Anatolia y ¡hasta los 160 cuencos que sirven para enjuagarse están bañados en oro! Naturalmente, los precios son muy altos. Se puede escoger entre 4 tratamientos diferentes, con precios que van de un mínimo de 70 a un máximo de 165 euros.

Kasımpaşa Büyük Hamamı
Dirección: Potinciler Sokak No° 22
Horarios: Todos los días, de 9:00 a 19:00 para las mujeres, de 5:00 a 22:30 para los hombres.

Este hamam también es obra de Mimar Sinan y se remonta el año 1533. Por lo tanto, se puede considerar a todos los efectos un hamam histórico y es uno de los hamam más grandes de la ciudad. Se encuentra en la zona de Şişhane y se puede llegar con facilidad caminando desde la zona de Istiklal. Es uno de los últimos hamam frecuentados por personas locales, y se aconseja por lo tanto a aquellos en busca de un experiencia fuerte y autentica. Cuesta 15 euros.

Aziziye Hamamı
Dirección: Rıhtım Caddesi, Recaizade Sokak No° 17-19
Horarios: Todos los días, de 8:00 a 19:00 para las mujeres, de 6:00 a 23:00 para los hombres.

Es un buen ejemplo de “hamam de barrio”. Fue construido en el 1862 durante el reinado del sultán Abdulaziz. El interior está decorado con cerámicas de Iznik y conserva la arquitectura típica de los baños turcos, con muchos cuartos. Se encuentra en el barrio histórico de Yeldeğirmeni en Kadıköy, en el lado asiático, una zona donde en el pasado convivían cristianos, judíos y musulmanes. El tratamiento completo de una hora con masaje y scrub cuesta 15 euros.

Beylerbeyi Hamamı
Dirección: Yalıboyu Caddesi No° 70
Horários: Todos los días, de 8:00 a 19:00 para las mujeres, de 6:00 a 22:00 para las mujeres.

Es un hamam poco conocido que merece ser mencionado. Este hamam puede suponer la mejor experiencia en cuanto a hamam en Estambul, pero tienes que llegar a Beylerbeyi, que se encuentra en el lado asiático, poco después del primer puente sobre el Bósforo. No es difícil llegar, solo tienes que tomar un ferry desde Beşiktaş a Üsküdar y, desde allí, coger un autobús, por no más de 20 minutos. El hamam fue construido en 1778 en honor de Rabia Sultan (madre del sultán Abdulhamid I) por el arquitecto Mehmet Tahir Ağa, y es parte del complejo de la mezquita de Beylerbeyi, cerca del magnifico palacio otomano a la orilla del Bósforo.

Esperamos que con estas breves reseñas hayamos aclarado un poco el tema de los hamam en Estambul. Y también esperamos recibir vuestros comentarios o mensajes de tener alguna duda o aportación. Y, por favor, enviad vuestras impresiones si habéis disfrutado la experiencia de los hamam en Estambul, ¡queremos saber qué os han parecido!

Vota si te ha gustado
[Total: 0 Average: 0]