Ramadán: el mes sagrado

Ultimo aggiornamento: 22 noviembre 2019

Ramadan Istanbul

Tal y como dice la frase más famosa sobre el mes de Ramadán, este es sin duda el más sagrado de todos los meses. “Todos” aquí refiere a los 3 meses sagrados del Islam, que son: Recep, Şaban y Ramadán. Según el calendario hicri, osea el calendario islámico, en el 2020 el mes de Ramadán comienza el 23 de abril y se acaba el 23 de mayo, seguido de 3 días de fiesta (Ramadán Bayramı). El calendario hicri está basado sen el movimiento de la luna, un año lunar dura 354 días, y esto significa que las fechas del mes de Ramadán cambian cada año, es decir, cada año el Ramadán comienza 11 días antes que el año anterior.

Antes de hablar de los conceptos fundamentales del Ramadán hay que explicar cuál es el significado básico de esta palabra porque a menudo los que no son musulmanes tienen una idea muy superficial de esta fiesta religiosa.

Ramadán es el nombre del mes en el que los musulmanes hacen el ayuno, uno de los 5 principios del Islam, un deber fundamental para cada musulmán.

El ayuno se considera un proceso de purificación físico y mental, para dar descanso al cuerpo y paz a la mente, encontrándose a la hora de la cena con los parientes y los amigos. Hay que ayunar también espiritualmente, no hay que enojarse o decir malas palabras, no hay que tener relaciones sexuales en las horas diurnas; todo esto es fin de permitir alcanzar una condición de paz total. El ayuno comienza al terminar el Sahur, más o menos a las 4 de la mañana. Durante el Sahur se come y se bebe todo lo posible porque después ya no será posible comer o tomar nada hasta la hora de la puesta del sol. Ese momento se llama Iftar y es señalado desde el ezan (la llamada al rezo) en el momento del ocaso. De esta manera todas las personas de la misma área geográfica interrumpen el ayuno al mismo tiempo. Tradicionalmente a la hora del Sahur las personas son despertadas por tamborileros que pasean por los barrios, mientras que a la hora del Iftar, un cañón que se escucha en toda la ciudad, anuncia que ha llegado el momento de comer.

Dejando a lado las razones individuales, está claro que el Ramadán tiene una enorme relevancia social. Una finalidad importante es la de establecer un sentimiento de empatía con los más pobres, entender su sufrimiento y tratar de ayudarlos con donaciones. Claramente para nosotros los aspectos más interesantes del Ramadán son los que tienen que ver con la cultura, ya que en este contexto nacieron muchas artes, comidas y ceremonias.

Todo el mes se puede ver como una revolución en el estilo de vida. Las personas se levantan y comen en la oscuridad durante el Sahur, ayunan durante todo el día y comen otra vez a la puesta del sol con el Iftar. Claramente todo esto asigna una importancia especial al momento de la cena. Se organizan grandes mesas y las personas se reúnen, es normal invitar parientes y amigos para la comida del Iftar. ¡Es posible ser invitado cada noche a un Iftar diferente! Entre las especialidades del mes, las más típicas son el Ramadán Pidesi (un pan redondo y aromático) y el Güllaç (un dulce hecho con leche, fruta seca y jarabe de rosas). Al termino del Iftar se celebra la oración del Teravih, una sesión especial de oraciones, y después comienzan la diversión. Durante la época otomana cada noche las personas se reunían en pequeños teatros de barrio, donde se organizaban espectáculos especiales para el periodo de Ramadán, que incluían malabaristas, juegos de sombras chinas y cuentacuentos. Otra tradición es la Mahya, y consiste en crear frases de valor religioso utilizando muchas velas formando letras, que se cuelgan entre los minaretes de las mezquitas mas importantes.

Hoy el Ramadán, en la República secular de Turquía, obviamente se ha trasformado en una modalidad más “ligera” de devoción religiosa, llegando a compromisos con una sociedad moderna de trabajadores. Quienes de hecho respetan el ayuno son una franca minoría de la población: para muchos el Ramadán es visto como un mes en el que encontrarse con los viejos amigos, todas las noches en una cena diferente, aún si no se ayuna. Es normal encontrar restaurantes que ofrecen comida también en las horas diurnas, con la excepción de algunos de los barrios más conservadores de la ciudad (como por ejemplo Fatih). Todos los restaurantes organizan menús especiales, algunos también con música en vivo y, por esta razón, es necesario reservar con antelación. Algunos restaurantes (como por ejemplo nuestro favorito Karadeniz Döner en Beşiktaş) prefieren cerrar por todo el mes y cogerse unas largas vacaciones, otros en cambio, permanecen abiertos toda la noche para ofrecer comida también durante el Sahur.

Al final de los 29 días de Ramadán hay 3 días de fiesta nacional, llamados Ramazan Bayramı. Estos son unos de los poquísimos días en que Turquía se para casi completamente, porque muchísimas personas regresan a sus ciudades de origen para visitar las familias, o aprovechan los días de vacaciones para viajar. Decidir viajar a Estambul durante los días de Bayram no es una buena idea porque durante esos días casi todas las actividades comerciales están cerradas (también el Gran Bazar cierra durante los 3 días), y la ciudad se vacía porque todos van a visitar a las familias en sus ciudades de origen y tan solo se encuentran turistas originarios de otros países musulmanes. Estos no son días “normales” y por lo tanto es necesario controlar los horarios de la mayoría de destinos turísticos ya que pueden estar completa o parcialmente cerrados. En general la ciudad va a estar llena de turistas extranjeros (sobre todo de los países árabes) u originarios del este de Turquía. Esto claramente modifica la percepción de la ciudad fuertemente.

En conclusión para un turista que visita Estambul, el periodo de Ramadán es generalmente aconsejable porque se respira una aire de fiesta. En cada barrio se organizan eventos especiales, actividades culturales, conciertos, en Eminönü se establece una carpa enorme donde cada noche se puede comer gratis con cientos de personas, y es muy frecuente ver muchas familias y personas que por la noche se reúnen en los parques para hacer pic-nic todos juntos. Por las razones que dijimos antes, en cambio, no aconsejamos visitar Estambul durante los 3 días del Ramazan Bayramı.

Acabamos el articulo con un elenco de actividades que aconsejamos hacer durante el mes de Ramadán:

 en la zona del centro conferencias de Feshane, a la orilla del Cuerno de oro, se organiza un festival con conciertos y espectáculos diferentes, como una verdadera fiesta callejera popular;

 en la plaza de Sultanahmet cada noche se organiza un espectáculo musical o artístico;

 en el puerto de Sarayburnu se organiza un show titulado Sultan-i Seyirlik, una reinterpretación moderna de los espectáculos que se organizaban en el pasado para entretener los sultanes durante el mes de Ramadán;

 Una novedad de los últimos años es el Festival de música Jazz: Ramazanda Caz;

 Para respirar la autentica atmósfera de Ramadán, aconsejamos  pasar una noche en la zona de la Mezquita de Eyüp, el lugar mas sagrado de Estambul, con miles de personas que se reúnen para rezar y comer juntos sentados en la plaza.

¡İyi Ramazanlar!

Vota si te ha gustado
[Total: 0 Average: 0]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *